¿Porqué lactancia materna?

C. Nieto.

Si estáis embarazadas o deseando estarlo, es el momento de comenzar a pensar en como alimentaréis a vuestro hijo. Hoy en día las mujeres se ven bombardeadas por ventajas e inconvenientes tanto de la lactancia materna, como de la lactancia artificial. Vuestro matron/a de atención primaria y vuestro/a obstetra os aconsejarán que optéis por la lactancia materna para que vuestro hijo se desarrolle de forma saludable, y para disminuir riesgos relacionados con el cáncer de mama entre otros. No seré yo quien les quite la razón. Sin embargo, seguro que también escucharéis voces que os hablen de las dificultades, de las molestias, e incluso de tristeza y desesperación. Y también tienen razón.

lactanciamaterna Entonces, ¿qué hacer? Aunque os parezca exagerado, esto sería como preguntarse ¿Es mejor andar con las piernas o utilizar una silla de ruedas? Cuando es necesario utilizar una herramienta para moverse, la mejor opción sería un bastón, sino unas muletas y en último lugar una silla de ruedas, pero, mientras sea posible lo mejor son las propias piernas.

Muchas mujeres se pueden sentir ofendidas, ya que a pesar de esforzarse, no consiguieron amamantar a sus hijos. Las entiendo mucho más de lo que creen. Me encontré en esa situación, que es realmente dolorosa, y opté por la lactancia artificial. Mirando hacia atrás me hubiera gustado encontrar mi bastón, en lugar de recurrir directamente a la silla de ruedas, y haber amamantado a mi hijo con la ayuda que hubiera sido más adecuada.

Resumiremos diciendo, que la lactancia materna es lo que nuestro cuerpo necesita y lo que el pequeño instinto de nuestros bebes anhela, pero que no es un camino fácil en nuestra moderna sociedad.

Hace menos de un siglo, no existía una alternativa real a la lactancia materna, disponible para la mayoría de la sociedad. Los pocos sucedáneos de leche materna que existían eran caros y peligrosos. La única opción saludable eran las amas de cría, que sólo podían permitirse las clases más adineradas. Por tanto, las mujeres no podían elegir. Tenían algo mucho mejor que la opción de la lactancia artificial. Las mujeres vivían en grupos unidos, en los que la crianza era algo cotidiano, y aprendían unas de otras. Ahora afrontamos la maternidad (no sólo la lactancia) sin haber visto un bebe de cerca. A nadie se le ocurriría ponerse a programar un ordenador sin haber aprendido antes, o a conducir un coche sin haber estado antes dentro de un coche. Nuestro problema no es que la lactancia y la crianza sean difíciles, sino que nadie nos enseñó antes.

A todas vosotras, que todavía estáis meditando sobre estas dificultades, lo que más puede ayudar en vuestra decisión es leer libros con la información más actualizada, acudir a grupos de apoyo en lactancia materna y hablar con los profesionales de la salud especializados.

Bibliografía recomendada:

  • Un regalo para toda la vida de Carlos González.
  • El arte femenino de amamantar de la Liga de la Leche
  • Amamantar: una elección, un deseo  de la Consejería de Sanidad de la CAM. Acceso libre: http://goo.gl/zhTCKY

 

Grupos de apoyo:

 

 

Tagged: , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

<span>%d</span> bloggers like this: